lunes, 4 de enero de 2021

Pretenders - Hate For Sale (2020)

 


 40 años han pasado desde que los Pretenders publicasen aquel potente debut de 1980 cuya formación original sigo admirando a pesar de su corta vida plasmada en 2 albumes.

Sacaron un inspirador "Learning to Crawl" y algunos éxitos en los 80s. Tras idas y venidas volvió Martin Chambers, batería original de la formación que si bien no grababa discos de estudio, seguía girando.


En "Hate for Sale", Chrissie Hynde grabó con sus músicos de giras, incluyendo a Martin Chambers donde consiguen evocar el viejo sónido clásico de la banda, como un intento de nostalgía tras 40 años en la banda. 

"Hate for Sale" es un tema rockero que bien nos evoca a sus primeros tiempos; "The Buzz" es ese tema nostalgico donde claramente te recuerda a "The Kid" y echas de menos a aquella primera formación.

El disco incluye un tema reggae "Lightning Man" al igual que hicieron con "Private Life" o "Waste Not, Want Not".

El disco mantiene la actitud rebelde y rockera como "I didn't know when to stop". Está la melodica "Maybe Love is in NYC", que si bien, reconozco que me faltan temas tipo "Brass in Pocket" o "Back on the Chain Gang", el disco suena bien, como una banda en forma con espiritu de seguir tocando hasta... que vuelvan los conciertos como antes los conocíamos.


https://open.spotify.com/album/1A88QI9i0LT4ClZgoQIl0t?si=6vhE_NfWSW6nDS-Zr1NtFg


domingo, 30 de agosto de 2020

The Psychedelic Furs - The Psychedelic Furs (1980)

 

 


 

Hace poco, una amiga musical me comentó que escuchó el último disco The Psychedelic Furs, de este 2020 y honestamente, cuando lo escuché me dije "Siguen sonando bien", "De no ser por la pandemia, hubiese sido ocasión de haberles visto en cualquier festival". Además, recordaba a la banda por sus éxitos y sus videoclips por lo que opté por investigar un poco su discografía y empecé por su debut de 1980.

El grupo estuvo formado inicialmente por Richard Butler (vocalista), John Ashton y Roger Morris (guitarras), Tim Butler (bajo), Vince Ely (bateria) y Duncan Kilburn (saxos).

Emergiendo de la escena post-punk Londinense, en este debut podemos encontrar influencias de música de los 70s, como el krautrock, punk y sobre todo de Bowie.

En el disco predominan los ritmos machacones de bajo, batería, un saxo que resuenan, y guitarras chorus-flanger mientras esa voz raspada de Richard Butler nos recuerda muchísimo a David Bowie.

"India" es una muestra de ese sonido característico del grupo y del disco. Destaco sobre todo la oscura "Sister's Europe", uno de los principales singles y temas conocidos del grupo.


Sinceramente, un debut muy interesante que pasados los 40 años, siguen sonando bastante bien, siendo este grupo, una interesante propuesta de la época que fue madurando a lo largo de los años hasta consolidar su sonido característico.

https://open.spotify.com/album/0S3lCXIFBWmSuw2sVbLukM?si=hfE_ZYz0RPuSINPzJd-pkQ

 

 

domingo, 23 de agosto de 2020

Fleetwood Mac - Then Play On (1969)


 

 

Tercer disco de la banda y considerado como una de las obras cumbres del grupo de su primera étapa con Peter Green.
Un disco donde combina el blues eléctrico con el más tradicional y puro. Además, se pueden escuchar, el gran juego armónico que hay con las guitarras y la gran riqueza musical.

"Coming Your Way", es un blues donde ambas guitarras hablan entre sí; "ShowBiz Blues" sería el ejemplo de blues tradicional; "Oh Well" es quizás la mejor canción del disco, un tema que se nota la clara división: una primera parte con guitarras duras para luego pasar a una segunda parte más mística, con guitarras acústicas y un chelo que es tocado por Peter Green.

En fin, se ha hablado tanto de este disco como la locura de Peter Green, gravemente influenciado por el LSD, y su posterior marcha del grupo.
Como suele pasar con este tipo de discos, son discos que solo se hacen una vez en la vida y que es dificil repetirlos y superarlos.

..................................................................................................

Tras mi retorno con  la música destaco este disco ya que hace poco nos dejó el gran Peter Green, uno de los más brillantes guitarristas que ha habido y que pienso que merece un gran reconocimiento.

Solo con que escuchéis este disco, comprobaréis la grandeza musical de este disco y de los guitarristas de la banda.

martes, 4 de agosto de 2020

Aquel primer FIB del 2006: El voluntariado, el domingo y la vuelta


DOMINGO POR LA MAÑANA

Tras el trajín del sábado, recuerdo que el domingo por la mañana, el ambiente del personal fue extraño.
Cansancio, drogas, ligues entre otros aspectos que recuerdo de aquel domingo. Mario, por ejemplo, volvió de nuevo de una rave con muy mal aspecto; Alba, no recuerdo si ligó con alguien, o me dijeron que tuvo fiebre y no salió de la tienda; y la pareja de uno de los gemelos, se les escuchó demasiado dentro de la tienda y a pesar de ello, luego riñieron.
Para colmo, el café se agotó por lo que les dije a ellos, agotado, que me iba a hacer el voluntariado y pregunté al staff de la puerta donde se hallaba el campamento y me dirigí allí andando.

VOLUNTARIADO

En aquel entonces, el campamento se ubicaba entre la estación de tren y el pueblo, un campamento que a día de hoy ya no lo ponen, pero cuya ubicación era excelente: cerca del pueblo y no muy lejos del recinto.

Me presenté y acto seguido fui a hacerme un zumo de naranja por cortesía de la casa, zumo que me sentó la mar de bien y que supo a gloria con esa calor que hacía.
Recuerdo que conocí a otro voluntario llamado Carlos y estuvimos hablando. Recuerdo que estuve más entusiasmado que él por el festival pero bueno, vi que era una persona, casi tan tranquila como yo.

Respecto a las funciones del voluntariado, pues no fue un trabajo de mucha carga. Una pequeña chapuza fue coger una pala y remover tierra. Otra de las funciones fue coger bolsas de basura pesadas de la basura ocasionada por los Fibers. También coger un palo y recoger botes de plástico.

El personal del camping fue amable y en aquel entonces les dije que era de mi pueblo y les supo raro, a los que yo les preguntaba que de donde eran. Me dijeron "Madrid, Alcala de Henares, Valencia, etc". Fue cuando descubrí que este festival era algo más que algo provincial y local.
Uno de los del personal, me dijo de ducharme aunque en aquel entonces me dio corte ya que muchos se duchaban desnudos. Una muestra clara del hippismo del festival y del "me da igual que me miren", algo de lo que siempre me ha gustado del festival. Ir a tu aire y sin que nadie le importe.
Dentro del camping, pues veías británicos bebiendo cubatas desde la tarde, mientras que el resto, descansaban, leían, estaban con los amigos, se iban a la playa, ligaban, en fin, lo que se hace en un festival.

A lo largo de la jornada, a medida que iba cogiendo basura, fui cojeando e iba a más y a más. Me preguntaron si me pasaba algo, les dije que me dolia y me llevaron a enfermería.
Tras mirarme, me dijeron:

"Tienes una lesión"

¡La primera vez que me lesioné em mi vida!
Me vendaron y me preguntaron si quería si llamase a alguien pero les dije que aguantaría.
Me pusieron a la entrada con personal del camping para vigilar a los que entraban.
La anecdota fue de uno que decía tener sus cosas pero decía venir de Alicante o no sé. Lo contó en inglés, traduje y nos quedamos sorprendidos.
En fin, la de personajes que se puede uno encontrar.

Llegó un punto que se hacía aburrido si bien bromeaba con los de seguridad. En esos momentos comprendí la estupidez de la presencialidad de un trabajo. ¿Qué más les daba que estuviese hasta las 20 o las 21? Nada, a cumplir la jornada para justificar mi voluntariado, con la buena experiencia que me llevé de todo esto, de no ser por la lesión.

DOMINGO

Fui al recinto con mi compi del voluntariado donde escuchamos los últimos acordes de Madness.
Tras despedirme de Carlos, aún tuve la ocasión de verle en alguna ocasión el curso siguiente por el Ágora y en alguna otra ocasión, si bien perdí también el contacto.
Madness fue uno de esos grupos que de verdad quise ver pero por el tema del voluntariado no pude verles y tan solo escuché "Night Boat to Cairo".


Me fastidió estar lesionado, justamente el día que vinieron Dr. Gintonic y Doc. Doc me tarareo "Our House" mientras yo sufría de dolor.
Cenamos un falafel vegetariano y vimos Depeche Mode.
El grupo sonó bastante bien, si bien la pose del vocalista Dave Graham que estuvo en forma con temas como "Personal Jesus" o "Enjoy The Silence". Le pedimos "Just Can't Get Enough" pero no hicieron bises. Tampoco el festival da para hacer bises pero podrían haberse enrollado un poco.

He de reconocer que mis amigos querían marcha pero yo lesionado, me apoyaba de pie con Dr. Gintonic y me dolía bastante.
Vimos por encima Placebo pero no les presté demasiada atención y junto con el cansancio acumulado, me despedí de mis amigos, no sin antes de despedirme del equipo de seguridad de la puerta trasera, los madrileños, que cuando les conté lo de mi lesión, en bromas, me dijeron que no sería nada.

Conseguí dormirme entre la música y el cansancio acumulado de todo el festival.


LA VUELTA

Aquel lunes por la mañana, escuché a una de mis vecinas camareras a lo que yo pensé "Si hubiese tenido una tienda de campaña, hubiese tenido esa intimidad". Aparte de eso, aún era demasiado inexperto en el amor e incluso siendo "veterano", siempre tenemos que aprender muchas cosas con el amor, pero no voy a explayarme en el tema ya que esto, daría para muchas historias que no vienen ahora el caso.

Al despertarme, salió la camarera y me sonriyo, a lo que me preguntó como me hice eso. Hablamos un poco y me preguntó si iría a la fiesta de la playa del lunes, a lo que le dije que ya tenía bastante.
Nos despedimos y nos deseamos todo lo mejor. Nunca olvidaré aquella sonrisa amigable, a lo que me hubiese encantado haber trabajado juntos.
Evidentemente me despedí de mis vecinos de Barcelona, de Mario, que también volvía de una rave, de los "gemelos" rapidos, su pareja. Me supo mal no despedirme de Alba pero me contaron que tenía fiebre y no salió de la tienda.

Fui a la estación de Benicàssim a subir en el regional y pregunté por el taquillero si había un bar o cafetería para comprar agua y me dijo "¡Qué más quisiera!".
¡En serio! Aun me sorprendí de como pude sobrevivir en aquel FIB sediento.
Por fortuna, pedí agua a una amable inglesa y me dio.

Conseguí sentarme en el regional pero estaba llenísimo y sin aire acondicionado. Incluso charlé con un festivalero que volvía a su casa y charlamos brevemente sobre el festival.

Al llegar a la estación, tomé un taxi y a casa donde me di una ducha y a urgencia a que me tratasen esa lesión.

DESPEDIDA

 He ido a 5 ediciones del FIB, 2006, 2010, 2013, 2014 y 2015 y cada uno ha sido diferente pero siempre los he disfrutado, pero los que me leen se preguntarán, ¿por qué te acuerdas del primero?

Evidentemente fue el primero que disfruté y el único donde salí todas las noches. Lo recuerdas con cariño, por la gente que conocí que a pesar de ser de paso, siempre la recuerdas.
Por aquel cartelazo, por aquellos grupos que vi y sobre todo por las anecdotas, como la de la lesión.

Incluso en posteriores ediciones, cuando dices que estuviste en el 2006, te llegan a decir "Ese año fue muy bueno" y la verdad que entre Pixies, Morrissey, Strokes, Franz Ferdinand, Madness, Depeche Mode, entre los que vinieron, fueron muy buenos cabezas de cartel en aquel entonces.

Después de este FIB, tardé 4 años en volver pero siempre me arrepentiré de no volver el año siguiente, ya que fui voluntario en la reserva pero al final no me animé, cosa que me arrepentiré ya que vinieron Mando Diao, Hives, Iggy Pop... En fin, de nada nos sirve lamentarnos ya que en esta vida, hay que disfrutar y aprovechar de lo vivido, ya que todos son experiencias, para bien y para mal.


No sé si alguien se molestará en leer estas entradas. He de reconocer que no existían las redes sociales, ni facebook, ni instagram y no me traje la cámara de fotos para inmortalizar momentos, por lo que todo se basa en memorías, recuerdos e intentar contar la historia que uno sigue recordando tras 14 años.

Si por lo que fuera, alguien leyera esta historia, quisiera dedicarlo a mis vecinos de Barcelona, los que vendían cerveza con el barril: Mario, Alba, los gemelos rapados (Marc si no recuerdo mal), su pareja que si algún día me leen, espero que recuerden aquel FIB del 2006.
También saludar a mis vecinas las camareras que a pesar de no recordar sus nombres, espero que estén bien.
También lo dedico a todo aquel staff de aquel año, seguridad, campamentos que siendo de multiples lugares, contribuyeron a que se realizara.

Y sobre todo, saludar a mis amigos X.R que trabajó en diversos FIBs y de los cuales disfrutamos; y también a Dr. Gintonic (que le deseo todo lo mejor en su proyecto educativo) y a Doc (excelente oftalmologo y gran persona).

Esperemos que volvamos pronto a lo de antes y ojalá podamos disfrutar de nuevo de los conciertos, de los festivales de verano y de todo tipo de fiestas que nos caracterizan.

BIBLIOGRAFÍA

https://jenesaispop.com/2006/07/26/1185/cronica-fib-2006/ 

https://www.musicoscopio.com/festivales/festival-fib/cronica-del-fib-2006-por-sigronie/ 

https://indyrock.es/benicassim06.htm 

domingo, 2 de agosto de 2020

Aquel primer FIB del 2006: Los alrededores, la colina y el sabado


LOS ALREDEDORES

Tras la gran noche del viernes, volvió a repetirse el proceso de siempre: trabajadores que vuelven, hacen ruido, dormir a altas temperaturas, sed, el café solo, etc
Volvió Mario, mi vecino de Barcelona, sobre las 12 del mediodia con mal aspecto y le pregunté que de donde venía y me contestó que del ANTI-FIB.

¿Qué es el ANTI-FIB? Por lo que me comentaron, son los punkies/hippies antisistema que se oponen a la celebración del FIB y por tanto montan una rave en los alrededores.
Normalmente se oponen al hecho del FIB, bueno, ya me entendéis los motivos económicos, políticos, que si no sé que.
Yo expreso mi opinión aquí: al que no le guste el FIB, pues sencillamente que no vaya. Más que nada, porque salir por Benicàssim es una gran opción, salir por los pueblos, en fin, cada uno que monte la fiesta que le dejen hacer, siempre respestando a los demás.

Y respecto los alrededores, para los que no han ido al FIB, puede llegar a ser una cosa digna de ver.
El camino que hay entre la estación, los campamentos hasta el recinto, puede encontrar gran cantidad de gente:
Gente que te venderá entradas, lateros, los que te venden horarios a precio de oro, sanitarios, nuestras fuerzas del orden (a los cuales les saludo y agradezco por velar por nuestra seguridad), Fibers...
En fin, puede ser ocasión incluso de conocer gente también en esos lares.

Por la tarde, recuerdo que iba a entrar por el recinto cuando de repente, mi móvil sonó:
Mi mejor amigo Dr. Gintonic y Doc, me llamaron para ver los conciertos desde "La Colina".

Así pues, me dispuse a buscar aquella colina. ¡Todo un reto!
Tras dar un gran rodeo por el recinto, que si lo sé, hubiese atajado desde el campamento, hubiera llegado antes.

LA COLINA

Tras saludar efusivamente a mis amigos, hablamos, reímos, bromeamos y desde allí vi uno de los conciertos más esperados y carismáticos del FIB: Morrissey



Se presentó con su banda y él con su camisa amarilla chillona y empezó fuerte con "Panic", un clásico de The Smiths. Tocó temas de su disco de 2006 "Ringleader of the Tormentors", tocó alguna más de su ex-banda como "Girlfriend in a coma".
Nos recordó a Syd Barret donde mi amigo Doc, super entusiasmado, no paró de babear y alabar a Morrissey. Fue cuando en este festival, descubres amigos con gustos musicales similares y otra forma de disfrutar la fiesta. Lo que hubiese dado por hacer fotos desde la colina, pero afortunadamente La 2, con locución de Jesús Ordovás, emitió el concierto (que tengo grabado como recuerdo).

Tras el concierto, me despedí de mis amigos para volver al recinto. Volví al campamento e iba a buscar alguna cosa de las mias. En una de esas, me tropecé con una cuerda de una tienda de campaña y aunque, caí de pie, fui notando que a lo largo de la jornada, notaba molestias.
Esta caída sería determinante para lo de mañana domingo.

EL SÁBADO

Tras volver a entrar al recinto, fui al escenario Verde donde vi a unos jovencisimos The Kooks presentando su primer álbum. No fue un concierto que me entusiasmase de verdad y ni siquiera su disco en estudio me convenció demasiado. Si bien "She Moves in Her Own Way" o "Naive" son dos buenos temas pop.




Y para mi los que fueron los grandes de la noche, Franz Ferdinand. Posteriormente han asistido a posteriores ediciones pero pienso que en esta, fue algo especial. En aquel entonces estaban promocionando su segundo álbum y les faltó su batería por paternidad. En cualquier caso, ofrecieron un gran concierto donde nos hicieron bailar, saltar con temas como "Do You Want To", "This Fire", "Matinée", "Michael". También presentaron su single "Lindsey Wells", entre diversos temas.
Personalmente, hicieron un buen concierto donde tengo como souvenir, una camiseta que me compré, donde incluso charlé con un escocés que me explicó el significado de las uvas del dibujo, y un concierto que grabé en Punt 2.



Después del concierto, fui a hacer de las mías. Explorar las diversas pistas de baile, mezclandome con la gente, alguna cerveza de mis vecinos, etc etc hasta que regresé al campamento donde ya tenía que hacer mañana mi voluntariado.

viernes, 31 de julio de 2020

Aquel primer FIB del 2006: El campamento, la playa y el viernes



EL CAMPAMENTO

Una vez conseguí echar ojo, el campamento pues era un lugar árido, cerca de la vía del tren. Recuerdo que fueron unas mañanas muy cálidas donde la mejor hora para dormir, fue de 9 a 12.

Creo recordar que habían máquinas de refrescos y agua pero ese bien, necesario en verano, se agotó rapidamente. Afortunadamente habían 2 mujeres del Grao donde servían café solo y fue el pequeño desayuno que uno pudo hacerse en el campamento.
No recuerdo si habían duchas o no, por lo que en esas calurosas mañanas, lo que bien se podía hacer era dormir en la sombra o ir a la playa...


LA PLAYA

Recuerdo que mis vecinos de Barcelona, los que repartían cerveza con un barril dentro del recinto, dijeron de ir a la playa.
Fuimos en el Corsa de Alba, junto con los "gemelos" rapados y un venezolano, que si bien, no recuerdo mal, era técnico de sonido.

Siempre recordaré la anecdota dentro del coche donde me dijeron algo y entendí "¿Un poco?".
Pensé que se referían al aire acondicionado y entonces me ofrecieron algo que es mejor no aceptar.
Yo asustadizo y nervioso dije que mejor no, que pensaba que se referían otra cosa.
Por fortuna no se enfadaron y se repartieron aquello.

Estimado joven lector, si has leído este párrafo es muy importante que en esta vida sepas decir "Que no". Que nadie te obligue y sé siempre libre de elegir lo que quieras hacer.

Tras esta breve reflexión, acto seguido, llegamos a la playa de Benicàssim, una playa ancha cuya arena abrasava donde lo único que apetecía era bañarse.
Mantuve una charla amistosa con mis vecinos barceloneses donde nos bañamos en la playa.
Siempre recordaré la sonrisa de Alba definiendome como "Eres un crack", como esa persona alegre y natural que siempre me ha caracterizado y que a pesar de mi treintena, me sigue caracterizando, para bien o para mal.
Comimos bocadillos en uno de esos bares típicos cerca de la costa que si bien, no digo que fuese barato, pero evidentemente pagas el hecho de estar cerca del mar, donde seguimos manteniendo una buena charla, amigable y amistosa. Este tipo de charlas son las que me encantan cuando estás de viaje o en un festival de música, ya que compartes diferentes puntos de vista.
También fue momento de darse una ducha en la playa. He de reconocer que soy contrario a ducharme en las playas pero en esa ocasión la merecía tras darse ese chapuzón en el mar.
Después de pasar la tarde a la playa volvimos al campamento y a pesar de que ellos tenían que trabajar, yo fui a ponerme algo comodo y a ver los grupos del viernes.

VIERNES


Aquel viernes fue de los días más intensos que vivi ya que vi grandes bandas esa tarde-noche.
En primer lugar vi al hooligan de Peter Doherty con Babyshambles, aquel tipet que estuvo con la Kate Moss. Si The Libertines nunca ha sido de mi santo de mi devoción, pues logicamente no es alguien que me llame. Para colmo, Peter Doherty volvió en 2014 y también estuve por allí, por lo que musicalmente hablando no aporta mucho, si bien fuese un reclamo para los hooligans ingleses.

Explorando los otros escenarios, como el escenario "Vodafone", creo que vi un poco a The Ordinary Boys y luego The Futurheads que por aquel entonces andaban empezando.



*El vídeo de The Ordinary Boys no corresponde al FIB pero me ha gustado al ser de la época y ver ese ambiente.

Tras ver brevemente a The FutureHeads, recuerdo que me llamó mi mejor amigo de la carrera para irme a la colina a ver conciertos pero yo quería ver a los legendarios Pixies por lo que, le dije que mejor mañana.
Empezaron con el atronador "Bone Machine", esa intro, ese bajo, esas guitarras, fue una sensación única escuchar ese temazo en directo. Tocaron temas de sus primeros trabajos y de repente, se produjo una avalancha en el publico y el concierto lo pararon.
Afortunadamente, el concierto prosiguió y siguieron con temas como "Debaser", "Here Comes My Man" y acabaron "Where is my mind?". Memorable todo.


Despues de la furia de los Pixies, vinieron Echo & The Bunnymen, por aquel entonces no sabía que fuesen de los 80s. Una actuacion muy tranquila donde evidentemente, tocaron su famoso "The Killing Moon" :



Finalmente vino el plato fuerte de la noche: The Strokes
Sus dos primeros discos fueron muy buenos, incluso el primer álbum fueron definidos como "La salvación del rock". Con ese revival del rock new yorkino de los 70s, nos ofrecieron un buen concierto, que pese a las malas críticas que leí, que si voz ronca, rasgada, cansancio, no ofrecieron un mal show. Ofrecieron temas de su tercer álbum, que no es que fuese ya de mi agrado, pero honestamente se lucieron cuando interpretaron temas de sus dos primeros álbumes.
Dieron caña con "Is This It", saltabas como un enano con "Last Nite" y acabaron con "Reptilia". Muy apropiado acabar esa noche con este tema.



Evidentemente, lo apropiado hubiese sido acabar la noche tras ese concierto, pero ¡Ay!, estando allí había que explorar los diferentes escenarios.
Mis vecinos de Barcelona ya me suministraban cerveza gratis, sin pedirme nada ni hacerme descuentos. Creo que en el fondo querían vaciar el tonel y recargarlo. En un gran escenario, ¿Quién te va a controlar?
Volví por la pista aquella del moderneo, unos bailes, intentar charlar, lo típico.
La pista que siempre me impactó fue la de electronica, ya a día de hoy desaparecida.
Era un recinto con aspersores para refrescarte un poco y gente bailando electrónica machacona. Recordaré siempre aquel tipo con una montaña de pastillas ofreciendolas al personal, ¡gratis!
En aquel entonces, si uno quería drogarse, lo podía hacer sin problemas y estoy seguro que no hubiese pagado, pero nunca he necesitado ese tipo de psicotropicos.

Estuve danzando a mi aire hasta que me cansé. Volví a saludar a mis colegas madrileños que custodiaban la puerta trasera y acto seguido, a intentar dormir, si a intentar dormir pero realmente uno no descansa hasta que paraba la música.

martes, 28 de julio de 2020

Aquel primer FIB del 2006: Llegada y primer jueves



LLEGADA

La primera vez que pisé Benicàssim fue un fin de curso, a finales de Junio del 2005, donde en aquel entonces vi la fiesta que se concentraba en el pueblo y comprobé la alegría que tiene esa localidad en verano. Durante el año puede llegar a ser un pueblo muy tranquilo, pero eso ya es otra historia.
Incluso llegué a pensar que el recinto de conciertos estaba más cerca del mar, pero para los que hemos ido al FIB muchas veces, el recinto de conciertos está en la N340, enfrente del Aquarama.

Recuerdo que mi equipaje consistió en una mochila, bañador, mis peores camisetas, chanclas con agarre y mi saco de dormir. En aquel entonces no me arreglé para nada pero fui con la filosofía aventurera.

Llegué al pueblo para dirigirme a la oficina de turismo y recoger la pulsera de voluntario, que también te daba acceso al festival. Posteriormente me dirigí al llamado "Camping de los trabajadores" que entonces estaba situado "detrás" del recinto, que se puede ver si uno viaja en tren.
Al llegar, los que hacían de guardias se sorprendieron al verme ya que les dije que era "voluntario" y que me dijeron que me podía quedar a dormir. Estoy seguro que se sorprendieron al verme solo y sin tienda de campaña, por lo que finalmente, me dejaron quedarme por ahí enmedio.

Allí conocí los que serían mis vecinas camareras y un grupito de Barcelona bastante variopinto y hippy que eran los encargados de servirte birras dentro del festival con un tonel. Algo curioso de ver y que ya no volví a ver más en los posteriores FIBs a los que fui.
Allí conocí a Mario, Alba, unos "gemelos" rapados y la novia de uno de ellos.
Curiosamente congenié rapidamente con ellos e hice amistad.
A lo largo del día, ese campamento se fue llenando de trabajadores, personal, incluso puede que periodistas, por lo que rapidamente, acabé mezclando de muchísima gente.

Charlé con estas nuevas amistades que hice, pero sin embargo, ellos debían trabajar por lo que decidí entrar al recinto.

FIB: JUEVES 

Tras entrar en el recinto, el primer día principalmente se basó en el llamado "Escenario Verde" donde siempre recordaré una noche calurosa y a su vez intima, ya que muchos de los grupos que tocaron en un formato acústico-eléctrico, temas tranquilos, etc, pero bueno, eso sería el inicio de la noche.

Recuerdo en aquel entonces de pinchar a Aldo Linares, un DJ que curiosamente ha acabando siendo un clásico en el FIB.
También recuerdo a los toledanos The Sunday Drivers, que siempre pienso que merecieron un mayor reconocimiento y se les recuerde por su gran hit: "Do It"



 

En aquella noche intima recuerdo a dos guitarristas eléctricos que tras revisar el cartel, resultaron ser Tom Verlaine (Television) y Jimmy Ripp, cuyo show eléctrico fue bastante intimista y tranquilo.





También recuerdo la actuación de Howe Gelb interpretando aquel álbum llamado 'Sno Angel Like You, una actuación acústica, intima, muy tranquila.

Creo recordar que me fui a explorar los otros escenarios como la "Pista Pop", donde evidentemente no pinchaban las típicas horteradas ni éxitos de los 40s. Incluso las mezclas venían siendo curiosas. También fueron curiosas las pintas de aquellos modernos e indies de la época. Aocstumbrando a la moda de Castellón, vi un moderneo indie muy característico donde me mezclé con gente de Barcelona, europeos, británicos e incluso americanos si no me falla la memoría. Son de esos momentos que me hubiera gustado tener una cámara.


En uno de esos grandes momentos de la noche, fue cuando me encontré con mi amigo y compañero de la carrera que estaba por allí. Fueron de esas grandes coincidencias de la noche y donde comprobé a lo largo de muchos FIBs, que se puede salir solo y siempre acabarás encontrando algún amigo y colega de la UJI.
Me contó que estaba trabajando desmontando/montando escenarios, por lo que me acompañaría brevemente.
Fue cuando entonces empezó lo que sería la gran actuación de esa noche: Scissors Sisters


Empezaron con este tema donde ofrecieron un show divertido, colorido, hortera, pero muy alegre y divertido.

Sin embargo, no aguanté mucho tras un día intenso.

Me retiré hacia el camping donde pasé brevemente por la carpa de eléctronica y salí por la puerta trasera, donde conocí a unos jovenes guardas madrileños muy enrollados.

Al llegar al camping, me metí al saco e intenté dormir como bien pude ya que la música eléctronica no paraba de martillear.
Cuando conseguí dormirme al acabar la música, fue cuando aparecieron mis vecinas las camareras donde una de ellas gritó:
"Shhhh!!! Hay un chico durmiendo!"

Acto seguido, cerré los ojos y hasta el día siguiente.